Páginas vistas en total

jueves, 9 de marzo de 2017

Y así será

Sólo veo lo que siento
Nunca he visto más allá
No me trago lo que pienso
Ni una vez así me va
Aprendí con la marea
Que se llega y que se va
Prometí no dar la espalda
Y decir nunca jamás
He ganado amor del bueno
Sin ponerle condición
He perdido la cabeza
Pa' encontrar el corazón
No aposté por la mentira
En honor a la verdad
No me dejo la sonrisa
Con el resto temporal
No soy de nadie
Ni valiente ni cobarde
Pero no he temido
Ni imposibles ni prohibidos
Ni alas de ángeles caídos
No voy de nada
Ni de escudo ni de espada
Pero doy la cara
No voy a morderme el corazón
Sólo quiero ser yo misma
Darte todo lo que soy
No olvidar de donde vengo
Pa' saber a donde voy
Tengo poco pero es mucho
Por lo mucho que me das
Me paseo por tu vida
En versión original
No

martes, 17 de enero de 2017

Hoy pensé



Me sedujo la idea de pararme a pensar y pensando pensé que hay veces que mejor no pensar. Así que dejé de hacerlo y me puse a hablar. Hablé en voz alta y dialogué conmigo misma, pero en una réplica de mi voz escuché que hay veces que mejor no hablar. Así que callé y me puse a observar. Miré en todas direcciones, contemplé paisajes, lugares y horrores y entonces comprendí que hay veces que mejor no observar. Así que dejé de hacerlo y me puse a soñar. Cerré los ojos, abrí la mente y de una imagen a otra llegué hasta una pesadilla que todavía no he podido borrar y desperté sabiendo que hay veces que mejor no soñar. Así que decidí no hacerlo y me puse otra vez a pensar. Sin embargo, ahora ya sabía que era mejor no pensar, pero elegí hacerlo porque pensé que pensando me evitaba tener que hablar, mirar o soñar. Así que me entretuve pensando qué podía hacer sin pensar y descubrí que mi cuerpo, sin ayuda intencionada, era capaz de respirar. Respiré profundamente y al hacerlo noté que mis problemas encogían y se diluían en el aire de mis pulmones, hasta salir flotando por mi boca al espirar. Sentí una paz como hacía tiempo que no sentía y comprendí que siempre es mejor continuar. Me sedujo la idea de pararme a pensar y pensando pensé que, aunque hay veces que mejor no pensar, pensando descubres que vivir no es sólo respirar.

Y es que Sucede Que Hoy pensé, luego existí, luego fui...